Homenaje y Glorias al “Libertador” desde la ciudad eterna Imprimir

Homenaje y Glorias al “Libertador” desde la ciudad eterna



ROMA. Especial. Este sábado 17 de diciembre de 2011, en el marco de la conmemoración de los 181 años de la Muerte del Libertador, Simón Bolívar, las Embajadas de la República Bolivariana de Venezuela ante la República Italiana, la Santa Sede y la FAO, realizaron un programa de actividades memorables para rendir homenaje al Padre de la Patria, reafirmando de este modo las vivas palabras de Bolívar en la ciudad de Roma.

En el evento inicial el Embajador de la República Bolivariana de Venezuela en la República Italiana, Julián Isaías Rodríguez Díaz, participó en la conferencia organizado por la Sociedad Bolivariana de Roma en conjunto con la Sociedad Bolivariana de Rusia, donde se dieron cita importantes personalidades del cuerpo diplomático acreditado en Italia, representantes de la Comuna de Roma, académicos de alto renombre y miembros activos de las sociedades bolivarianas de Roma, Rusia y Alemania. Donde el Jefe de Misión venezolana presentó la ponencia “Los Últimos Votos del Libertador”, donde destacó la virtuosidad del Bolívar que entrego su vida por la unión de los pueblos:



En su última proclama, ocho días antes de morir, el 9 de diciembre de 1830, Bolívar invoca para esa nuestra América la unidad que hoy comienza a tomar forma. [Mis últimos votos – expresó con impecable lucidez – son por la unión y la felicidad de la patria], y para Bolívar la Patria Grande es esta América que ha sido convocada por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC). Para Bolívar integración no significa solo intercambio comercial; la unidad y la consolidación representan para él una América latina y un Caribe que se miran con sus propios ojos, recuperando su memoria histórica. Siempre se propuso el Libertador ir mas allá de lo económico porque para él no hubo nunca patriecitas, sino la Patria Grande, hibrida, multicultural, la Patria unida y fuerte, inmensa e idealmente constituida”.



Horas más tarde, ante la estatua ecuestre de “El Libertador” se realizó la colocación de una ofrenda floral que connotan la centralidad y dignidad de nuestros respetos al Padre de la Patria. La cual fue ofrecida por el Embajador de la República Bolivariana de Venezuela en la República Italiana, Julián Isaías Rodríguez Díaz, la Embajadora de la República Bolivariana de Venezuela ante la FAO, Gladis Urbaneja, el Encargado de Negocios a.i. de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela ante la Santa Sede, Héctor José Pérez Romero y el Agregado Militar de la República Bolivariana de Venezuela en la República Italiana el General de División, Wuilmer Santiago Fajardo Gutiérrez.



Este simbólico momento contó con la significativa participación de las Embajadas de los países hermanos Bolivarianos, representantes de las Sociedades Bolivarianas de distintas partes del mundo, cuerpos diplomáticos, organismos de carácter multilateral, Agregados Militares de las Embajadas Latinoamericanas, ciudadanos venezolanos y público en general. El himno nacional de Venezuela e Italia fueron interpretados por la Coral Gaudete (extensión Roma).



Homenaje y Glorias al “Libertador” en la ciudad eterna, ratifican que Bolívar aún ¡Vive! entre nosotros, su idea de revolución libertaria designan los objetivos de nuestra nación, encaminados a la eterna unidad de los pueblos de Nuestra América, en nombre de las banderas de la justicia social y la equidad hibrida de los pueblos. El Embajador, Julián Isaías Rodríguez Díaz, recordó emotivamente “El viaje de Bolívar a la Muerte”, donde señaló con énfasis a los presentes la última proclama de “El Libertador”:



Colombianos, habéis presenciado mis esfuerzos para plantear la libertad donde reinaba la tiranía. He trabajado con desinterés, abandonando mi fortuna y mi tranquilidad. Me separé del mando cuando me persuadí que desconfiabais de mi desprendimiento. Mis enemigos abusaron de vuestra credibilidad y hollaron lo que me es más sagrado: mi reputación y amor a la libertad. He sido víctima de mis perseguidores, que me han conducido a las puertas del sepulcro. ¡Yo los perdono! ¡Colombianos, mis últimos votos son por la felicidad de la patria! ¡Si mi muerte contribuye para que cesen los partidos y se consolide la unión yo bajaré tranquilo al sepulcro!”



Más allá de las reminiscencias de la vida ilustre de un Bolívar Polifacético; de la conmemoración de su muerte; de una ofrenda a sus estatuas; de un encuentro de intelectuales en su nombre; el espíritu de “El Libertador”, hoy ¡VIVE!, y nos invita a ratificar constantemente nuestro compromiso como Revolucionarios y forjadores de la continuidad de su sueño, la unidad y la emancipación de nuestros pueblos como él lo juró en el Monte Sacro con apenas 22 años de edad.



Los eventos finalizaron con la celebración de la Santa eucarística de Réquiem en memoria del “El Libertador” Simón Bolívar.

Joomla Templates and Joomla Extensions by JoomlaVision.Com